Luchar por lo común para defender nuestra individualidad

Nuestra individualidad es una conquista histórica de la que no estamos dispuestos a abdicar. Las reivindicaciones de los colonizados, de los negros, de las mujeres, de los homosexuales, son reivindicaciones de las diversas formas de ser de la existencia humana; la dignificación del individuo particular es la dignificación de la humanidad. En la sociedad en que vivimos, no obstante, la potencialización de lo individual como potencialización de lo general está en crisis. Se nos suele decir que la lucha por lo individual es una lucha en lo individual y para lo individual. Luchar por los propios intereses significa concentrarse exclusivamente en el sí mismo, vencer la competencia, escalar tanto como sea posible sin miramiento de los otros, en una palabra: ser egoístas. Se suele perder de vista que la defensa del egoísmo en lugar de potenciar la individualidad, la anula, pues la lucha entre egoístas no hace más que truncar sistemáticamente a los competidores. Por contradictorio que parezca, defender la individualidad sólo es posible cuando se lucha por lo común, pues sólo una sociedad que ha vencido la competencia entre sus miembros y ha instalado la igualdad material entre ellos puede apreciar el afloramiento de la más auténtica individualidad.

Una sociedad donde la igualdad económica posibilite la singularidad subjetiva era la apuesta de un pensador como Karl Marx. Nada más errado que la idea de que el comunismo marxista sería una sociedad burocratizada donde todos los bienes materiales y los talentos espirituales serian administrados con miras a que nadie fuera diferente de nadie. Para Marx es precisamente la desigualdad económica la que produce la grosera identidad entre los individuos (el dinero como común denominador del deseo); la igualdad económica en cambio sería la condición para el desarrollo de necesidades verdaderamente libres del interés material y, en este sentido, verdaderamente diferenciadoras entre los hombres.

Luchar por lo común para defender nuestra individualidad es el tema que del Centro de Estudios Estanislao Zuleta hemos elegido para homenajear los 150 años de la publicación de El Capital de Marx. Los invitamos a que nos acompañen este miércoles 19 de julio en la Biblioteca Pública Piloto a las 6:30pm.

Vea el video de la conversación haciendo click aquí: