La universidad como fábrica de uniformidad, ignorancia y docilidad

Ninguna institución más reverenciada en nuestra época que la universitaria; se dice de ella que es la base del desarrollo de la sociedad, que es el lugar que provee el avance cultural, que es el recurso social para que el individuo “sea alguien en la vida”, en fin, que en ella se centra la esperanza de un futuro mejor para todos. Es, pues, la universidad, una institución idealizada como ninguna en nuestra época.
Es esa idea la que queremos interrogar y objetar para mostrar que tras la imagen de “bien para todos”, la universidad opera como un dispositivo que forma a sus individuos ―al margen de su especialización, y en gran medida debido a esto― en una notoria ignorancia, una empobrecedora uniformidad y una lamentable docilidad, todo lo cual le permite reducir el saber a una simple función informativa y operativa, anulando toda la dimensión crítica de éste.
Conmemorando a Luis Antonio Restrepo en los 15 años de su fallecimiento, apoyándonos en el legado de su pensamiento y en el de su amigo Estanislao Zuleta, el próximo miércoles, a las seis y media de la tarde, en la Biblioteca Pública Piloto, tres miembros del CEEZ, Daniela Cardona, Juan David Gómez y Carlos Mario González, estaremos conversando de cara a los asistentes, y con participación de éstos en la última media hora, sobre el tema “La universidad como fábrica de uniformidad, ignorancia y docilidad“. La invitación, pues, es para que nos acompañen en este encuentro de la reflexión, la crítica y la conversación.

Vea el video de la conversación haciendo click aquí: