Elías Canetti

Elias Canetti (1905-1994), escritor de origen búlgaro pero cuya obra escribió en lengua alemana, premio Nobel de 1981, encarna una lamentable paradoja de nuestro tiempo: su pensamiento es de los más lúcidos y vigorosos de la época en que vivimos pero, al mismo tiempo, de los más ignorados por el grueso de la gente. Escritor impecable e implacable, tal vez el relativo desconocimiento que rodea su obra tiene que ver con la opción intelectual por la que se inclinó: no acudir al lenguaje “políticamente correcto” y, en lugar de éste, nombrar la verdad de la condición humana de forma literal y sin medias tintas. La estrategia de Canetti es simple pero radical: digámonos la verdad respecto a lo que somos, hurguemos sin tibiezas en lo más hondo de nuestra condición humana, develemos el pozo infestado de barbarie, crueldad y atrocidad que guarda TODO ser humano en lo más propio de sí, reconozcámonos como la criatura potencial y prácticamente más impía y destructiva que habita este planeta y, como consecuencia de lo anterior, no neguemos nuestra tendencia a hacer del poder la forma de destitución o eliminación del otro (incluso la idealizada imagen de la madre es para Canetti, por el contrario, una de las formas más logradas de sometimiento del otro), reconozcamos la vocación que nos empuja a diluirnos en la masa y nuestra paranoica actitud ante el semejante, al igual que la angustia loca en que nos sume la muerte, el amor como máscara de la dominación, el individualismo como refugio frente al otro, la erudición en tanto línea de fuga ante el temor que nos suscita el humano diferente (es decir, todos los humanos), en fin, Canetti no retrocede en desentrañar nuestras más oscuras e indeseables verdades, pero, y sigamos precisando la estrategia de Canetti, si reconocemos sin tapujos lo que somos entonces podremos, vía el entendimiento, proceder de tal manera que controlemos la fiera que nos habita y encaucemos el destino de nuestra especie hacia nortes más promisorios, de tal manera que sin ingenuidades ni ilusiones falaces podamos fundamentar una real profesión de fe en el ser humano, ese que despliega su existencia individual y colectivamente.

Les invito, pues, a esta conferencia con el fin de hacerle un reconocimiento a este potentísimo y poco propalado pensador, atreviéndonos a seguir su propuesta: digamos la verdad de lo que somos para que podamos aspirar en forma realista a hacer una vida, personal y colectiva, de más elevados ideales y de mejores realizaciones.

Bibliografía recomendada, a partir de la cual ofreceré mi reflexión:
Masa y poder, Auto de fe, Libro de los muertos, El otro proceso de Kafka, Las voces de Marrakesch, El testigo oidor, Apuntes 1 y 2, y, finalmente su trilogía autobiográfica: La lengua salvada, La antorcha al oído y El juego de ojos.

Vea el video de la conferencia haciendo click aquí: