Sobre el lenguaje

Allí donde están las fronteras de mi lenguaje , están los límites de mi mundo.

Ludwig Wittgenstein
(1889 - 1951)

¿Para qué un boletín gramático?

Ninguna época como esta ha hecho de la palabra algo tan crasamente instrumental. El lenguaje es expuesto ante el mundo como una especie de vehículo sobre el que se mueven los mensajes de un lado a otro, esto en consonancia con el ideal de las grandes cantidades de información que se entregan indiscriminada y frenéticamente a la sociedad, asunto que supuestamente caracterizaría un mundo moderno. La inconmensurable velocidad en las comunicaciones y su exuberante uso cotidiano producen precisamente un efecto que normaliza y desprende de la maravillosa facultad humana de constituirse y concretarse como ser-del-lenguaje todo su misterio y encanto, aunado al hecho de que cada vez más impera la voluntad de escribir, hablar y expresarse sin atender a mínimas pautas o convenciones que permitan el entendimiento entre los seres, exigencias que son, entre otras cosas, lo que constituye la estructura de nuestra bella lengua castellana —aunque en general toda lengua parece sufrir de esto—. Ante la mala escritura, las faltas ortográficas, las construcciones escuetas y rudimentarias esta sociedad gusta de hacer la vista gorda o enunciar con altivez “desde que se entienda, no importa cómo lo escriba”, negando así todo camino de subsistencia a un ejercicio tan grandioso y profundo como el de la bella escritura. Mucho lo hemos dicho: hablamos la lengua de nuestra madre —de ahí que le llamemos “la lengua materna”—, pero no decimos lo mismo que ella, de todo lo que ella nos habló acogimos la estructura de la lengua para darle un trato completamente único y particular, que sólo puede emerger del escenario de nuestra vida, nuestra historia, nuestra singularidad. Este boletín surge como una herramienta del Comité Editorial del Centro de Estudios Estanislao Zuleta para avanzar en nuestra lucha en contra de un trato indiferente o degradante hacia la lengua, convencidos de que el buen uso de ella permite erigir en la palabra escrita y oral la esperanza de un mañana más justo y dignificante para todos los seres humanos.

Haga click en cada boletín para ver su contenido